El cribado de cáncer de colon permite descubrir aproximadamente nueve lesiones diarias en Euskadi

El cáncer de colón o colorrectal se encuentra en el 2do lugar de los diferentes cánceres que se presentan con mayor frecuencia entre mujeres y hombres de Euskadi, después del cáncer de mama y el de próstata, correspondientemente.

Nuevas terapias para paliar el cáncer de colón

Aunque este tipo de cáncer tiene una alta importancia, lo cierto es que igualmente suelen ser bastante elevadas las tasas de supervivencia, debido a los programas preventivos que se han puesto en marcha, como por ejemplo, el programa de la detección temprana en las heces de Osakidetza el servicio vasco de salud, que cuenta con una eficacia que se encuentra demostrada en un estudio de datos de seguimiento y resultados que fue publicado por parte de la World Journal of Gastroenterology.

Este plan de cribado ha brindado la posibilidad de detectar y darle tratamiento desde el año 2009 al 2016, a aproximadamente unas 23.100 lesiones pre-malignas, lesiones malignas y cánceres invasivos, que se diagnosticaron un 70,1% en hombres, mientras que en mujeres fueron detectados 29,9% de los casos.

Únicamente en el transcurso del año anterior, fueron diagnosticados unos 3.135 casos.

Un programa para la detección temprana del cáncer de colón

De acuerdo con el Departamento de Salud, otro de los datos que se deben mencionar resulta ser la participación dentro del “Programa de Detección Precoz de Cáncer Colorrectal” de Euskadi, superior al 71%, siendo éste el porcentaje más alto en el Estado, por lo que forma parte de los 5 más elevados alrededor del mundo.

La investigación llevada a cabo por parte de los encargados del programa de cribado con el apoyo de Biocruces, Biodonostia y Osteba, determinó que dicho plan de detección temprana de sangre en las heces, ayuda a optimizar los resultados en salud, inclusive dentro de los periodos entre cribados, es decir cada 2 años, momento en el que las lesiones conocidas como cánceres de intervalo, suelen aparecer durante etapas tempranas, por lo que hay mayores posibilidades de tratarlas.

No se puede olvidar que consisten en tumores de lento desarrollo, debido a que transcurre unos 10 años como media para que las lesiones pre-malignas como lo son por ejemplo, los adenomas o pólipos se conviertan en un cáncer maligno, lo cual no es seguro que ocurra en todos los casos.

Supervivencia del 95%

El Departamento de Salud comentó que de los cánceres invasivos que fueron diagnosticados a través del programa de cribado, un 66% de las personas estaban en etapa inicial, I o II, están vinculados a una mayor supervivencia, que suele ser superior al 95% a los 5 años, además de una significativa mejora en relación a las circunstancias anteriores al cribado, en años anteriores al 2009, donde únicamente un 40% de los casos diagnosticados estaban en etapas tempranas de desarrollo.

Aparte de que el 100% de las lesiones pre-malignas fueron resecadas de forma endoscópica, un 29% de los casos de cánceres invasivos lograron ser extirpados exactamente a la misma hora en que se llevó a cabo la colonoscopia, siendo éste el siguiente paso después de haber detectado sangre en las heces.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *