Las plantillas gel active de Dr. Scholl y la fascitis plantar

plantillas dr scholl fascitis

La fascitis plantar es un problema muy temido porque causa un dolor insoportable en el talón, siendo el dolor tal que no te permite desempeñar correctamente tus rutinas diarias, como caminar, correr, saltar o estar mucho tiempo de pie y todo esto incide lamentablemente en tu calidad de vida, tema que sabe bastante la marca de plantillas Dr Scholl.

Elegir plantillas Dr. Scholl

Instituciones reconocidas y gente como Dr. Scholl han estudiado durante años este problema muy común del hombre contemporáneo. Todo empieza por la fascia plantar que es un tendón que conecta la planta del pie en toda su extensión: desde los dedos hasta el talón.

Puede ocurrir que en algún momento se desgarre, se fracture o se estire y eso tendrá como resultado lo que conocemos como fascitis plantar. La solución pasa por la prevención del problema o evitar que la situación se agrave si ya se ha desarrollado, con tratamientos como las plantillas gel active de Dr. Scholl.

Evita la fascitis plantar

Como hemos señalado con anterioridad, la fascia plantar es un tendón que une al pie desde los pies hasta el talón y le da el apoyo necesario al arco de tu pie. Cuando lamentablemente se daña este tendón vas a experimentar debilitamiento, irritación o inflamación, lo que en todo caso te producirá mucho dolor en la zona.

Empieza por examinar bien los zapatos que está usando. El cambrillón del zapato es la franja que va a lo largo del zapato y que no la verás porque está oculta en el calzado la mayoría de las veces. Este cambrillón debe ser sólido; si el zapato se dobla por el medio entonces no es un buen zapato y deberías de huir de él.

Examina también los contrafuertes del zapato que estén bien integrados.

También está oculto pero lo puedes palpar si te ubicas en la parte posterior del zapato y presionas hacia adentro en el centro de dicha parte, así que si sientes que se va hacia abajo, el contrafuerte no es sólido.

Lo ideal es colocar a tus zapatos plantillas, como las de Gel Active de Dr. Scholl que te permitirán aliviar la presión de la pisada y hasta tendrá un efecto relajante en la fascia plantar.

Examina de igual forma las suelas de los zapatos porque si están desgastadas debes reemplazarlas por otras suelas o desechar el zapato. El problema de una suela desgastada es que no vas a caminar de manera uniforme y eso es un indicativo de que los contrafuertes están vencidos.

Al suceder esto es porque se trata de un zapato viejo o uno de muy mala calidad.

Sabemos también que en ocasiones provoca caminar con los pies descalzos y no está mal hacerlo de vez en cuando. Si esa es una vieja costumbre que tienes, reduce la cantidad de tiempo que lo haces porque puede causarte daño, ya que el riesgo de dañar la fascia plantar es más elevado y eso te provocarás una fascitis plantar en el futuro.

La fascitis plantar se puede evitar con solo seguir estos útiles consejos y así no tendrás las limitaciones que produce esta condición.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *