Consideran las ferias de turismo tirar el dinero

Uno de los principales expertos en turismo de Cataluña, el profesor de la UdG y exdiputado del PSC José Antonio Donaire, ha sido el primero a decir públicamente aquello que de puertas adentro repiten desde hace algún tiempo algunos profesionales del sector: que las ferias de turismo no sirven hoy absolutamente para nada, excepto para malgastar unos recursos que se podrían destinar a causas más provechosas por el sector. Donaire -también experto en nuevas tecnologías- ha escrito a su blog un tabla titulado Stop Fitur, donde destripa sin tapujos esta feria que finalizó hace unas semanas y está considerada la más importante del sector al Estado – participó el Patronato de Turismo Costa Brava Girona y algunos municipios gerundenses- y, de paso, al resto de ferias turísticas. Hacía falta alguien que fuera el primero a decir que el rey iba desnudado? El propio Antonio Escudero, presidente de la Federación de Hostelería de las Comarcas de Girona, comentaba a Radio Girona que la presencia de Cataluña a Fitur había sido pobre, y recalcaba la necesidad de cambios.

escuela turismo catalunyaDonaire, que fue difector de la Escuela de Turismo de Cataluña y hoy es profesor a Turismo de la UdG, recuerda que «Fitur nació hace más de 30 años en un contexto dominado por las comunicaciones por teléfono, los primeros CRS, la hegemonía de los tour operadores y el nacimiento de los gestores de destinos. Servía para hacer negocios, cerrar contratos, generar contactos, exhibir los encantos de un destino y, en definitiva, para obtener un rendimiento». Donaire pone el dedo a la llaga al recordar que el mundo ya no es el mismo: «El 2011 no hay nada a Fitur que no se pueda hacer mejor fuera de Fitur. Buscar clientes, cerrar contratos, dar a conocer un destino, presentar una estrategia, vender un producto… se gestiona mejor fuera que a Fitur, que es sólo una enorme concentración de minifaldas y corbatas, atrapadas por una sonrisa permanente». Y lo argumenta: » en muchos estands el personal no tiene capacidad de decisión y se limita a recoger tu tarjeta y a prometerte una respuesta que nunca llegará. Y no sirve en absoluto para los usuarios finales, que tienen a su alcance medianos mucho más eficaces para informarse sobre destinos. Dudo que en todo Fitur haya más de 10 personas que decidan su próximo viaje después de ver un estand a la feria».

Pues cómo se sostiene una feria así? Gracias a los destinos como Costa Brava-Girona y unos cuántos centenares más: «los destinos turísticos malgastan sus recursos en esta absurda hoguera de las vanidades. Las autoridades llegan perseguidas por una televisión local, que colocará una noticia sobre la ingente actividad del destino a la feria».
«Mejor no cito el sobrecost de viajes, noches de hotel, restaurantes, gastos de representación y otras. Por supuesto, la mayoría de los informes de Fitur están hinchados y multiplican por 10 o por 20 el número de consultas realizadas, de folletos entregados y de reuniones planteadas. El día siguiente de la feria los depósitos de basura están plenos de toneladas de material rechazado, normalmente porque el coste del viaje de regreso es más grande que el precio del material», añade Donaire.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *