Curiosidades del animal demonio de Tasmania

Existen muchas especies animales en el mundo de las que sabemos muy poca información, que cuentan con una gran cantidad de curiosidades interesantes por descubrir, como es el caso del demonio de Tasmania.

Proveniente de la fauna australiana, este marsupial carnívoro es el más grande del mundo, y su nombre se le atribuye por lo feroces que son al momento de alimentarse, ya que hacen muchos ruidos desagradables, y por el lugar donde habitan.

Descubre las curiosidades que se esconden detrás del demonio de Tasmania

Si eres de los que les gusta conocer más sobre las especies animales que hay en el mundo, te gustará conocer algunas curiosidades del demonio de Tasmania que te dejaremos en este post, así que continúa leyendo los siguientes apartados.

En caso de que llegues a ir a Australia, te podrías animar a conocerlo, pero eso sí, que sea a distancia para que no corras peligro.

Desprenden un mal olor cuando están estresados

Una de las cosas que seguro no sabías sobre el demonio de Tasmania es que cuando se encuentra en alguna situación de estrés puede desprender de su cuerpo un mal olor muy fuerte, pero no ocurre lo mismo si se encuentra relajado y tranquilo.

Sin embargo, se caracterizan por ser criaturas muy malolientes, solo que cuando están en alguna situación de estrés liberan un olor más desagradable todavía, que los hace muy insoportables para otras especies que estén cerca.

Son muy potentes

Otra de las curiosidades de los demonios de Tasmania, es que estos son considerados los animales que poseen la mordida más potente de todo el mundo, lo cual se relaciona con lo proporcional de su peso y la envergadura de su cuerpo.

Este animal cuenta con grandes colmillos afilados y largos, además de un cuello bastante robusto, como también se presenta en el caso de las hienas, que lo ayudan a ser un animal muy fuerte a pesar de su tamaño, y es por ello que pueden dar mordidas muy grandes.

Es el marsupial más grande del mundo

Como mencionamos al inicio, el demonio de Tasmania es el marsupial más grande que existe, ya que este puede llegar a pesar más de 12 kilogramos y a medir hasta un metro de longitud, algo que ninguna otra especie de marsupial depredador llega a alcanzar en toda su vida.

habitat demonio de tasmania

Algunas personas que no los conocen de memoria, que se han topado con ellos en pocas oportunidades, llegan a confundirlos con los zorros, pero estos solo tienen cierta apariencia con dicha especie, como lo es el ser un depredador de grandes dientes.

Tiene un exceso de agresividad

El demonio de Tasmania es un animal que posee agresividad en exceso en su cuerpo, algo que demuestra por medio de la que es su arma más potente, su mordida, así que lo mejor es no acercarse a él de llegarlo a encontrar en alguna zona de Australia, porque además atacan las partes más vulnerables de tu cuerpo.

La confianza en estos marsupiales no existe, por lo que consideran que todo aquel que entra en su territorio representa una amenaza para ellos, por lo que huyen rápidamente del peligro si tienen que enfrentarse a él, pero solo actúan de manera agresiva si se ven amenazados.

Cazan sus presas de noche

El demonio de Tasmania es un animal nocturno, por lo que la cacería de sus presas con las que se alimentan la hacen de noche, únicamente al caer el sol.

Pero eso no quiere decir que durante el día solo duerman como es el caso de los murciélagos, más bien son animales muy resistentes, por lo que pueden cazar en las noches y en el día mantenerse muy activos, sin necesidad de tener que descansar.

Se alimentan de todo tipo de carnes

Sobre la alimentación de estos marsupiales, te contamos que se alimentan con cualquier tipo de carne, sean pescados, anfibios, serpientes insectos, etc., todos los animales que sean inferiores a su tamaño, ya que son los que no pueden generarles ningún tipo de peligro a su integridad física.

Además, el demonio de Tasmania también es un animal carroñero, por lo que pueden consumir carne descompuesta dejada por otros animales, y son capaces de comerse hasta los huesos que hayan encontrado.

Están en peligro de extinción

Los demonios de Tasmania han resistido durante muchos años a varias amenazas de extinción, principalmente por culpa de los canguros y dingos australianos, por lo que terminaron erradicados en la isla de Tasmania.

También los granjeros de Tasmania contribuyen con el peligro de extinción de esta especie, ya que consideran que el animal es una plaga para su ganado, así que apuestan por asesinar a los ejemplares que encuentran del mismo.

Otro de los factores que ha contribuido al peligro de extinción de los demonios de Tasmania, ha sido una extraña enfermedad que les aparece a esta especie, la cual se presenta con el crecimiento de un tumor en su rostro, que termina por imposibilitarles comer, hasta que finalmente mueren por inacción

Todo lo mencionado pone en peligro a esta especie animal, que a pesar de ser una creación maravillosa de la naturaleza, cada día está en más peligro de extinguirse, y es por ello que muchas organizaciones trabajan en la reproducción de esta especie para finalmente liberarlas de forma controlada a su hábitat natural.

El demonio de Tasmania es sin duda un animal muy interesante que es bueno conocer un poco más, aunque sea desde lejos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.