El universo de las escorts

El lujo vende pues constituye un elemento de poder, calidad y belleza. La ostentación junto al sexo configura una fusión bastante atractiva y poderosa. Esta combinación se puede aplicar en el mundo de las chicas y chicos de compañía.

En nuestro país el negocio de acompañante sexual de lujo constituye una industria de gran poder e influencia que anima la economía y el libre albedrío. Encontrar profesionales de este sector es fácil en las grandes urbes como por ejemplo en la capital. Solicitar los servicios de una agencia por ejemplo de escorts Madrid (buscando en google) o  de alguna agencia en particular como elegancy.com/escorts-madrid constituye el sumergimiento hacia una aventura en la que el placer y la perversión dominan y configuran el ambiente.

anuncios-y-sexoSer escort no es fácil, pues se trata de un mundo competitivo y en el que además no cualquiera puede erigirse como una acompañante de lujo. Es cierto que en este negocio es importante el físico pero además también se exigen ciertas aptitudes y habilidades psíquicas para adaptarse a escenarios de diversa índole sin aparentar ser una escort.

Las escorts son mujeres atractivas, elegantes y sensuales que no aparentan ser trabajadoras del sexo del lujo. El disfraz y la máscara están altamente perfilados con tal de lograr una apariencia que se ajuste y amolde a diversidad de situaciones sin que nadie pueda sospechar. Sin embargo, el retrato d esta profesión queda manchado, desplazado e incluso ignorado dado que se trata de una profesión en la que el sexo está presente.

El sexo, pese a estar en una etapa supuestamente moderna, constituye un elemento de tabú para varios sectores e individuos y que generalmente se ve difuminado o disfrazado en múltiples aspectos de nuestra vida como si nada, como por ejemplo en la publicidad.

En la publicidad podemos encontrar múltiples anuncios que han logrado éxito, revuelo y/o atención debido a contenidos sexuales, explícitos o implícitos.

No podemos dudar que el sexo constituye un placer propio del ser humano y que no podemos negar, pues se trata, además, de la fórmula para reproducirnos. El sexo vende y a pesar de que muchos quieran negar por activa y por pasiva algo que es innato y propio del ser humano el sexo está ahí.

Disfrutar del placer es un derecho y en el mundo de la prostitución de lujo no se obliga a nadie a practicar algo que uno no quiere. Se trata de uno de los negocios más fructíferos a pesar de la poca información que disponemos pues se trata de una disciplina bastante enigmática en la que los profesionales de esta industria se distinguen por su confidencialidad.

Los y las escorts ofrecen servicios a aquellos que contratan sus elevados precios, pues los profesionales de la industria proporcionan una gran satisfacción y por ello el caché es tan elevado. El cuidado y esmero en este negocio son impecables así como el gran placer que proporcionan. Empresarios de todo el mundo y celebridades han contratado los servicios de escorts con tal de poder cumplir con las fantasías más juguetonas y placenteras.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *