Del jihadismo al racismo

Os explico como funciona esto: se detienen un montón de personas acusadas de formar parte de una célula jihadista en Cataluña. No digo que sean culpables ni que no lo sean porque no lo sé, y teóricamente no lo tendríamos que saber hasta que el juez dicte sentencia. Pero encuentro extraño, muy extraño, que sólo dos días después de la detención sí que sepamos que querían secuestrar un alto cargo de una entidad bancaria para pedir dinero, y que querían hacer el mismo con alguien como por ejemplo yo o vosotros, lectores, pero para ponernos el mono naranja y degollarnos ante las cámaras.

Esto me suena a justificación. Se ve que lo ha dicho el fiscal. De acuerdo. Pero dos días después, me suena a justificación por estas detenciones. No dudo que los Mozos hace tiempos que están en estado de alerta por este tema y que se intenta que no nos *esverem y que por eso no nos han dicho nada hasta ahora. Pero estas declaraciones, dos días después, me *sobten, qué queréis que os diga. Sean ciertas o no.

Sea como fuere, todo esto que da miedo está consiguiendo una nueva oleada de racismo y xenofobia. pongo dos ejemplos, uno de casero y uno de universal. El casero: en una conversación de café, unas chicas de lo más catalanas, progres, independentistas, simpáticas y risueñas, me dicen que, sintiéndolo mucho, los empiezan a hacer “*iuiu” la gente que va tapada de la cabeza hasta los pies o con barba larga. Que no quieren saber nada, que se apartan. Cuando me quejo por la actitud, una de ellas no se está de decir: “Ya sé que pagan *justos por *pecadors, pero es así y no puedo hacer nada”. Me voy pensando que, si ellas piensan esto… que pensarán los que considero más estrechados de miras?

El ejemplo universal: el muro de Bulgaria. Al ceutí ya estamos acostumbrados, y ahora se ha añadido el de la otra banda de Europa. Un muro vergonzoso que nos separa de Turquía, que impide físicamente que los refugiados se *escolin hacia el que ellos consideran el paraíso, o, al menos, un lugar para vivir mejor. La pregunta es: hemos visto manifestaciones contra este muro? Acciones de protesta? Nos es igual? O es que ya es el que queremos y por eso callamos?

Muros, “*iuius” y jihadismo son fenómenos que se alimentan mutuamente. Sólo falta que salgan a explicarnos esto del secuestro y el *mono naranja. Tanto si es verdad como si no, por favor, no hay que echar más leña al fuego, que la olla ya hierve bastante.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.