¿Podremos llegar a viajar a velocidad de la luz?

Todo lo que se refiere al espacio siempre ha sido un tema muy interesante que llama la atención a millones de personas, sobre todo en estos días cuando está en la palestra la llegada del Perseverance de la NASA al planeta Marte.

¿Es posible viajar tan rápido como la luz?, ¿llegaremos a conseguirlo?

De los temas derivados del espacio, otro que es muy sonado y que también tiene muchos fanáticos en el mundo, es el de los viajes espaciales, principalmente lo referente a viajar a la velocidad de la luz, si es posible conseguirlo como en las películas o si jamás se podrá hacer de tal manera.

Gracias a la gran expectativa que tienen los seguidores de estos temas, estaremos analizando en este artículo si sería posible viajar a la velocidad de la luz en el espacio, algo que ayudaría a que las naves espaciales con destino a Marte y otros planetas, llegaran de una forma más rápida a sus destinos.

Si te interesa conocer más sobre viajes espaciales a la velocidad de la luz, continúa leyendo, ya que te vamos a decir toda la información al respecto sobre este interesante tema, como por ejemplo:

  • Lo primero que tenemos que pensar es que para viajar al espacio con la pretensión de hacerlo a la velocidad de la luz, es que se necesitarían naves capacitadas como los prototipos ideados por la NASA, los cuales están diseñados para moverse a velocidades relativistas, reuniendo así la cantidad de energía necesaria para su propulsión, por lo que quizás el trayecto no sería tan ameno como lo imaginamos.
  • Sin embargo, el impedimento para concretar un viaje interestelar no sería la tecnología, que seguro en algún punto de la historia llegará a existir, más bien el peligro es el medioambiente espacial, ya que en el espacio el cuerpo humano es más frágil que en la tierra.
  • Realizar un viaje interestelar, es decir, a la velocidad de la luz, implicaría hacerlo a 300.000 kilómetros por segundo en el espacio exterior, algo imposible para los seres humanos, ya que conseguiríamos la muerte casi de forma instantánea.
  • La explicación de por qué nuestro cuerpo no está apto para un viaje tan forzoso como lo es el viaje a la velocidad de la luz, es que en el vacío la densidad de partículas es muy baja, por lo que los átomos de hidrógeno por centímetro cúbico impactarían directamente en la nave a una aceleración muy elevada, adquiriendo una energía de al menos 10.000 sievert por segundo, cuando el número mortal para los humanos de 6 sievert, así que aunque la nave tenga la tecnología más avanzada del planeta, un viaje como ese mataría a toda la tribulación que vaya en la misma.
  • Hasta el momento no existe ningún tipo de blindaje frontal que permita que nos libremos de la radiación ionizante.
  • La velocidad máxima que podríamos alcanzar en el espacio exterior es de 10% la velocidad de la luz, algo que no sería suficiente para visitar la estrella más cercana a la tierra, ya que al menos se necesitarían unos 40 años de viaje para conseguirlo.

La física siempre ha tenido la respuesta

  • Las leyes de la física determinan todo como lo conocemos, por lo que la teoría de la relatividad especial de Einstein ya lo decía, no es posible lograr viajar más rápido que la luz, por lo que si intentamos visitar otros planetas o colonizar Marte, por ejemplo, deberemos hacerlo a través de un trayecto largo, o conseguir medios de propulsión que ayuden a mantener una aceleración de forma constante, hasta que se llegue a una fracción relativa a la velocidad de la luz.

  • A pesar de que todo está en contra de que viajemos a la velocidad de la luz, la esperanza es lo último que parece perderse en quienes son los más fanáticos de este tema, por lo que esperan que el avance de la tecnología en algún momento ayude a conseguir la manera en que esto sea posible.
  • Seguro que en algunos años o décadas existirá una innovación tecnológica para viajar a la velocidad de la luz, o algo más avanzado todavía.
  • Pese a que solo podríamos alcanzar en el espacio exterior a viajar a un 10% de la velocidad de la luz, se espera que en unos 20 años sea posible alcanzar al menos un 20%, gracias a la utilización de naves que sean impulsadas por láseres y por el sol.

Lamentablemente, para quienes pensaban que era posible o que sería posible viajar a la velocidad de la luz, así como han visto en sus películas de cine favoritas, será muy triste enterarse de que no es para nada posible conseguirlo, al menos no en este momento, dado a que esta es la fórmula ideal para la muerte segura de quien esté tripulando la nave espacial.

Quedará esperar a que con el avance de la tecnología y del tiempo, se consigan mejores tecnologías para alcanzar los objetivos planteados, pero que actualmente no existe ni la mínima posibilidad de conseguirlo.

La carrera espacial que llevan a cabo las diferentes naciones y las instituciones internacionales, quizás sirva de algo para que dicha competencia impulse nuevos proyectos  para conseguir viajar a la velocidad de la luz, pero eso no será este año, tampoco el siguiente, de hecho, ¿quién sabe cuándo será posible viajar a la velocidad de la luz?, parece que este es un misterio que aún o descubriremos.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.