El servicio de empresas de limpieza 2.0

La start-up Clintu crea una plataforma que une la demanda y la oferta de profesionales de la limpieza y ofrece un servicio personalizado para que las empresas de limpieza o los particulares que quieran publicitarse en ella.

Hoy en día, podemos adquirir cualquier producto o sirve por Internet. Compramos tecnología, viajes y, incluso, permite que el usuario se ahorre ir al súper para hacer la compra semanal. Si todo esto es posible, por qué hacer la limpieza de casa es tan pesado? Esto es el que se planteó Àlex Espel, fundador de Clintu, la start-up que agiliza la contratación de personal de limpieza para el hogar.

Esta plataforma se encarga de “digitalizar un sector olvidado por la tecnología como lo es la limpieza”, detalla Esper. Y es que en sólo dos minutos, se puede contratar un servicio de limpieza por 9,95 euros la hora. “Haces la reserva, dices qué necesitas, día y hora, y buscamos la persona que necesitas”, continúa.

El lanzamiento del piloto se hizo en Barcelona el diciembre de 2014 y desde entonces ya han convencido además de un millar de usuarios, un 60% de los cuales han vuelto a contratar Clintu después de una primera experiencia satisfactoria.

Servicio personalizado y a buen precio

Si todo se va poniendo en Internet, no podía ser que encontrar una persona para hacer la limpieza de casa fuera un proceso tan largo. Había que correr y buscar, o pedir referencias, y si no te iba bien, te aguantabas. Ahora, con Clintu, esto se ha digitalizado y tienes mucha más flexibilidad en horarios y capacidad de decisión”, relata Esper.

Más allá de contratar unas horas concretas, el cliente también puede pedir que le traigan los productos de limpieza necesarios a casa. Esto tiene un coste extra de 2 €, el cual se paga con el servicio al final del día. La start-up se queda entre un 8% y un 10% del precio.

Encontrar el candidato perfecto

También se podría considerar que la start-up convierte en 2.0 la busqueda de trabajo para profesionales de la limpieza. Estas cuentas pueden rellenar un formulario disponible en el web –donde se indica la disponibilidad, entre otros detalles- para entrar a formar parte de la bolsa de posibles candidatos. A continuación se pone en común la oferta con la demanda de servicios, y se adjudica a cada trabajador el hogar que más se adecua al que ha

limpieza hogar

Antes, pero, el equipo de Clintu se encarga de hacer un primer filtro a las solicitudes, porque sólo así se puede ofrecer, según Esper, un servicio “de calidad y fiable”. Por eso, entrevistan por teléfono y en persona cada uno de los colaboradores y verifican sus referencias. De todas las peticiones que llegan, sólo un 5% cumple los requisitos.

Posteriormente, evalúan también el colaborador poniéndose en contacto con el cliente. Si ha dado buen servicio, tiene números de repetir con el mismo cliente; si la respuesta es negativa, siempre hay opciones con otras personas. “Es un servicio muy personal y no a todo el mundo le va bien cualquier persona. Al final el que hacemos con todo este proceso es dar una garantía mínima y asegurarte que será un servicio personalizado y flexible”, subraya el fundador.

Avanzando a pasos de gigante

Primero fue Barcelona, después Madrid y ahora Valencia. Y todo con un objetivo muy claro: “Ser la plataforma líder de servicios de limpieza en España”. Más a corto plazo, Clintu tiene Bilbao y Sevilla entre las localizaciones donde quieren llegar, y lograr así las 2.000 viviendas este 2015.

La start-up salió al mercado con una inversión inicial de 10.000 euros y con Esper al frente. Con la expansión en Madrid, el equipo aumentó hasta ser seis personas y con una inversión adicional de 100.000 euros. Ahora prevén iniciar una ronda de financiación de 300.000 euros para continuar con la expansión en el Estado español.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.