¿Es conveniente usar una estufa en invierno?

¿Eres de los que piensa que utilizar la estufa como un medio para mantenerte caliente durante el invierno es una buena idea? Pues tiene que saber que estás muy, pero muy equivocado.

¿Una estufa común en lo ideal para mantener un ambiente optimo?

Hay mucha gente a través del internet dando su opinión con respecto a este tema, pero por fin, hoy conocerás la verdadera respuesta de esto.

De entrada tienes que saber que existen un montón de estufas en el mercado. Todas ellas comparten características y/o funciones similares que pueden ser aprovechadas durante el invierno, pero no todas son beneficiosas para mantenerse caliente durante esta época. Por ello lo primero es comprar estufas que ayuden a dar calor a tu hogar.

comprar una estufa para calentar la casa

La respuesta es no. Una estufa común no está diseñada para mantener un ambiente templado durante el invierno, aunque puede beneficiarte hasta cierto punto, no es sano para la salud.

Pero aquellas estufas que tienen funciones más avanzadas sí que te van a beneficiar, ya que todo va a depender de su diseño.

Por ejemplo, si la estufa genera una fuente de calor constante pero esta no está en un lugar encerrado, tenderá a esparcir material tóxico para ti en el ambiente interno de tu hogar, sin mencionar que  el calor no se va a concentrar de manera uniforme de acuerdo al lugar donde esté instalada la estufa.

¿Todas las estufan son buena opción para el invierno?

Esta es una pregunta importante de la que tienes que saber la respuesta. Pues tu seguridad, así como tu salud dependerá del tipo de estufa que elijas o tengas en funcionamiento.

No todas las estufas son buena opción para mantener el hogar templado durante el invierno. Aquellas que son de tipo lozas radiantes, así como las estufas eléctricas, radiadores, y calefactores son los más recomendados para utilizar en el hogar.

Esto es gracias a que cuenta con un sistema de cámara donde la combustión constante se mantiene en un lugar cerrado, y la contaminación que genera no sale al exterior. El resto de las estufas no deben ser usadas para este fin ya que va a haber contaminación, eso sí, al principio no lo vas a notar porque las cantidades son pequeñas.

Pero a medida que se tienen en funcionamiento, es mayor la probabilidad que el ambiente esté lleno de contaminantes. Un ejemplo de las estufas que contaminan el interior del hogar podemos mencionar:

  • Las estufas que funcionan a leña.
  • Estufas de tipo catalíticas. Estas son las más nocivas para la salud.
  • Estufas que funcionan con gas o parafina.

¿Por qué estas tres estufas son peligrosas?

Estos tres tipos de estufas que se acaban de mencionar son las más peligrosas de utilizar durante el invierno para mantenerse caliente. Y solo hay que pensar y analizar un poco la situación y funcionamiento.

Por ejemplo, en el caso  de las estufas que funcionan a leña, es obvio que necesitan algún material para hacer combustión y mantener una fuente de calor viva, y aunque la leña es un material natural, los residuos que se general al quemarse puede saltar al aire y contaminarlo.

Al final, usar mucho esta estufa va a provocar que el ambiente entero esté lleno de residuos tóxicos, partículas de material quemado y demás, y estar expuesto contantemente a estos desechos o materia tóxica no es muy sano que digamos.

En el caso de las estufas a gas o parafina, las razones de qué tan peligrosa sean es evidente. Podrás tener la estufa prendida toda la noche para mantener la temperatura a raya.

Pero lo que no sabes es que estás liberando partículas de gas al aire en pequeñas cantidades, y mientras más uso le des a la estufa, más partículas se irán acumulando en el lugar.

Al final, en lugar de respirar “aire puro”, estarás aspirando una mezcla entre aire y gas. Aunque todo va a depender de la configuración en el que tengas la estufa, pero de igual forma no es sano. Inclusive estas estufas aumentan o disminuyen el nivel de humedad del ambiente considerablemente.

Recomendaciones al utilizar estufas durante el invierno

Cómo pudiste haberte dado cuenta, el uso de las estufas para mantener el ambiente interno de tu hogar estable es un peligro si utilizas la opción equivocada. Por otro lado, existe algunas recomendaciones o consejos que puedes seguir para estar tranquilo o tranquila durante la noche.

En lo que respecta al uso de estufas para el invierno te vamos a dar algunos consejos:

  • No utilices estufas que funcionan con gas, parafina o catalítica en entornos cerrados. Lo mejor es utilizar por al menos 15 minutos en el exterior.
  • Ten funcionando la estufa durante dos horas como máximo, y asegúrate que el lugar que pretendes calentar esté bien ventilado.
  • Evita en lo posible tener que apagar la estufa dentro de tu hogar.
  • Trata de mantener ventilado tu hogar todo el tiempo posible.
  • Evita tener que levantar polvo mientras estás limpiando tu hogar.
  • Hazle mantenimiento seguido a la estufa a fin de evitar que se acumule polvo en su sistema de funcionamiento.

Ahora si estás listo, ya no deberías tener problemas con el frío durante el invierno. Siempre que pongas en práctica lo que has leído  consideres tener una estufa específica dentro de tu hogar, tu salud y bienestar no sufrirá ningún tipo de daño.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.