Qué es la rehabilitación de fachadas

Las fachadas se caracterizan por ser esa parte de los edificios que suele verse más afectada a causa de las inclemencias del clima y también de su entorno.

Ese es el motivo por el cual aquellas estructuras que conforman las fachadas, por lo general, terminan deteriorándose con mayor rapidez en comparación con el resto de los inmuebles y es importante contratar expertos en rehabilitación de fachadas.

Ahora bien, la rehabilitación de fachadas implica todo un proyecto que ofrece la oportunidad tanto de actualizar como de cumplir los actuales estándares que deben tener las viviendas, y/o edificios antiguos.

De acuerdo a las necesidades, una rehabilitación puede ser clásica y también respetar la arquitectura de dicho inmueble.

¿En qué consiste la rehabilitación de fachadas?

La rehabilitación de fachadas consiste en algo que en algún momento tendrán que pasar la mayor parte de los edificios, ya que evidentemente cada día se encuentran expuestos a factores externos como la contaminación, las inclemencias del clima y también el paso del tiempo, debido a que todos ellos acaban promoviendo su deterioro.

rehabilitar fachadas

Para que lo entiendas mejor, se puede decir que la rehabilitación de fachadas se trata de todos aquellos procedimientos y pasos que debes llevar a cabo para poder recuperar tanto la funcionalidad como la belleza de esta parte de los inmuebles.

Cabe mencionar que el deterioro de las fachadas podría ocurrir únicamente a nivel externo o podría llegar a abarcar de igual modo aspectos estructurales; así, en el primer caso, el proceso de rehabilitación suele tener un menor precio, mientras que en el segundo caso suele precisar una mayor inversión.

Etapa de inspección y evaluación en una rehabilitación

Durante la primera etapa de una rehabilitación de fachadas, es decir, la que abarca tanto la inspección como la evaluación del inmueble, tendrás que buscar la asesoría de alguna empresa que se especialice tanto en reformas integrales como en construcción.

Este tipo de compañías destacan por contar con ingenieros, arquitectos y técnicos especialistas que se encargan de inspeccionar tu fachada y evaluar qué clase de trabajos son los que necesita para su rehabilitación.

Esta etapa abarca de igual manera los permisos correspondientes otorgados por las autoridades públicas; en este sentido, por lo general, la propia empresa que se encargará de reformas podría ofrecerte también el asesoramiento y ayuda que necesitas para llevar a cabo dichos trámites del mejor modo posible.

Etapa de preparativos previos en una rehabilitación

Antes de iniciar la rehabilitación de una fachada es importante que te asegures de proteger bien toda el área circundante de la misma, a fin de prevenir cualquier posible daño sobre los inmuebles colindantes, aceras, calles, vehículos e incluso peatones, entre otras cosas.

En este caso, la empresa contratada no solo tendrá que evaluar los riesgos, sino también cerciorarse de tomar las previsiones necesarias en cada caso.

rehabilitar fachadas

Además, tendrá que tomar ciertas previsiones, manteniendo presente que esta clase de reformas inevitablemente suelen causar incomodidades en las personas que se encuentran a su alrededor al ser llevadas a cabo, y es que sin importar las medidas que puedan implementar las compañías de construcción, lo cierto es que siempre existirá polvo, ruido y espacios inhabilitados.

Asimismo, todos los escombros producidos por las obras tendrán que ser dispuestos dentro de contenedores, de manera que después se puedan trasladar hacia los vertederos municipales.

Para esto se necesitan permisos adicionales, afortunadamente, las empresas encargadas de las reformas saben cuáles son los trámites administrativos necesarios para poder conseguirlos.

Trabajos de rehabilitación de fachadas

Los trabajos más simples suelen abarcar la eliminación de la pintura deteriorada sobre las paredes antes de poder comenzar a aplicar una pintura nueva. De igual manera, resulta aconsejable asegurarse de reparar cualquier posible filtración de humedades que pudieran existir en las paredes a fin de evitar que el trabajo pueda terminar perdiéndose. En este sentido, será preciso entonces retirar y cambiar todas aquellas tuberías que pudieran estar deterioradas.

De igual modo, los azulejos de las paredes alrededor de la entrada principal siempre tienen que ser reemplazados, al igual que el suelo.

Esto se debe a que la entrada de los inmuebles suele caracterizarse por ser un área con gran tránsito y en consecuencia, estos elementos suelen estar entre los más deteriorados. Asimismo, es aconsejable que aproveches para cambiar las tuberías antiguas no solo de aguas sanitarias, sino también de aguas residuales, para luego poder colocar tanto los azulejos como el porcelánico nuevo.

Quizás también sea necesario llevar a cabo algunos trabajos de electricidad alrededor de la fachada, de manera que puedas cumplir con las normativas municipales vigentes. De igual forma, habrá que reemplazar tanto la puerta principal como las ventanas, esto con el propósito de optimizar no solamente la seguridad, sino también el aislamiento acústico y térmico de la fachada.

Pasos para realizar la rehabilitación de una fachada

Para comenzar, tendrás que aprobar la necesidad de realizar este tipo de obras  dentro de la junta de propietarios, estableciendo el presupuesto que posees, y también las acciones previas, a fin de trasladárselas al técnico que desees contratar.

Después, el técnico contratado se encargará de hacer un análisis pormenorizado sobre el inmueble para estipular cómo se ejecutará la obra, tomando en cuenta las actuaciones anteriormente señaladas por la comunidad de propietarios.

Después deberás tramitar todos los permisos correspondientes para la administración, y finalmente se podrá dar inicio a la rehabilitación de la fachada, de la mano de una empresa especializada.

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.