Origen del Black Friday

Cuando revisamos nuestro calendario nos damos cuenta de que cada mes del año tiene una serie de celebraciones y fechas emblemáticas que son imposibles de celebrar.

¿Sabes cómo se originó el Black Friday?

Muchos son días en los que compartimos la celebración de forma mundial, como el fin de año, y otras las tomamos de otras naciones y las hacemos propias. En el último trimestre del año hay celebraciones que en los últimos años se han vuelto un poco virales en todo mundo.

Un ejemplo de ello es Halloween, que se celebra en Estados Unidos, pero en todas partes del mundo de una forma u otra también nos unimos a esa celebración.

Y al llegar el mes de noviembre, que aunque no parezca tener días emblemáticos, hay un momento especial que contribuye de forma positiva a la economía y que ha contagiado a varios países del mundo entero, y esa celebración es el Black Friday.

black friday origen

Esta fecha es una de las más esperadas para los comercios durante el año, ya que se ha convertido en un fenómeno y que se celebra antes de la llegada de Acción de Gracias, donde casi todos los comercios bajan sus precios y ofrecen a sus clientes ofertas que en otra época del año quizás no vuelvan a conseguir.

Muchas son las teorías que se han acuñado a este día, las cuales van desde el creciente tránsito en Filadelfia, hasta problemas económicos que levantaron sus problemas luego del día de Acción de Gracias, por eso vamos a contarle la raíz de esta celebración.

La génesis del Viernes Negro

En referencia al término Black Friday que muchos conocemos como el día donde podemos realizar las compras navideñas con muchas rebajas y ofertas por parte de las empresas, se tienen diversas teorías sobre su origen.

Una de esas teorías fue que el término se refiere a la crisis económica que surgió en EE.UU. el viernes 24 de septiembre de 1869, cuando los financieros de Wall Street, Jay Gould y Jim Fisk, tras varios intentos de conseguir beneficios dentro del mercado bursátil, fracasaron cayendo en la bancarrota.

Es por esta razón, luego de este evento los estadounidenses nombraron ese día como el “viernes negro”.

Sin embargo, existe otra teoría que también ha acompañado al Black Friday y se asocia al trabajo que realizaban los pequeños comercios dentro del mercado bursátil de Filadelfia.

Según esta historia, hubo un año completo de pérdidas económicas en el país donde los banqueros solo colocaban números rojos para diferenciarlos de las ganancias.

Pero al haber un levantamiento de la economía después del Día de Acción de Gracias por la llegada de la navidad, las compras desenfrenadas de muchos lugareños antes de las fiestas, provocaron que la crisis se terminara y que los números pasaran de rojo a negro.

Cualquiera que sea la teoría o la historia verdadera, este es un día muy esperado del año por todos los estadounidenses, que desean realizar sus compras navideñas sin que les afecte tanto el bolsillo.

Para inicios del siglo XXI, el Black Friday comenzó a prosperar de gran manera.

Muchas personas realizan colas interminables desde tempranas horas de la mañana para comprar los mejores productos que ofrecen en descuento las distintas tiendas y centros comerciales.

Solo en el año 2003 en los Estados Unidos, las personas comenzaron hacer su cola para ingresar a los centros comerciales y tiendas dos días antes del evento, mientras que en el año 2011 una famosa tienda departamental abrió sus puertas desde las 10 de la noche del día de Acción de Gracias hasta el viernes que era oficialmente el Black Friday.

En el 2013 se registró un total de 41 millones de personas que compraron ese día, llegando a la cifra de 57 mil 400 millones de dólares solo en compras, sin sumar los 1.200 millones de dólares obtenidos por las ventas por internet.

España y su Black Friday

En España se adoptó oficialmente el Black Friday en noviembre del 2012, de la mano de una cadena alemana, quienes contagiaron a otras empresas de ventas online para hacer rebajas especiales a todos sus usuarios, alimentando así el consumismo y las compras compulsivas de los españoles, pasando de ser una moda a una tradición.

Ya para el 2015 esta iniciativa estaba implementada en el país y más empresas se fueron sumando con el paso del tiempo.

Entre las cifras registradas durante el Black Friday del 2015, un total de dos millones de personas españolas aprovecharon las rebajas y ofertas gastando aproximadamente trescientos euros en solo un día.

Pero por si eso fuera poco, también se implementó en el país el Cybermonday, el cual se celebra el lunes siguiente al Black Friday y que es dedicado solo a compras por internet, impulsando una vez más las compras compulsivas de cualquier tipo de artículo, pero únicamente vía online, en los sitios webs de cada una de las marcas, tiendas departamentales, entre otros.

Esto sin duda ha ayudado a muchos comercios a aumentar sus ventas, salir de la mercancía que les había quedado de las temporadas pasadas y dar a conocer la mercancía nueva a sus clientes y usuarios.

Aunque muchas personas desconocen el origen del Black Friday, lo que sí conocen muy bien es cómo se pueden beneficiar en este día para obtener descuentos, por lo que muchos hacen su debida planificación y hasta su lista de deseos, a la espera de que llegue el tan ansiado día para comprar lo que siempre han querido.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.