Pasos a seguir para bañarse correctamente

Cosas tan simples como el aseo personal podríamos pensar que no necesita contar con instrucciones, que son cosas que sabemos de forma innata, aunque en realidad no es así, en ocasiones creemos que las estamos haciendo bien cuando lo cierto es que no, tal y como ocurre con la hora del baño.

Desde pequeños nuestros padres nos indicaron cómo tenemos que bañarnos, que debemos hacerlo bien para mantener una higiene impecable, aunque no nos señalaron que existieran pasos como tal para ello.

En este punto de la lectura quizás te estés preguntando si te estás bañando correctamente, así que te vamos a decir en los siguientes apartados cuáles son los pasos a seguir para bañarse correctamente, que seguro estás muy cerca de conseguirlo.

Pasos que debes realizar si quieres aprender a bañarte correctamente

persona lavándose el pelo

Al iniciar o finalizar el día un buen baño te ayuda a recargar energías, por lo que te conviene bañarte correctamente según los pasos que te mencionaremos.

1.      Regula la temperatura para tu baño

Lo primero que debes hacer para bañarte correctamente es regular la temperatura de la ducha, algo que la mayoría olvidamos por entrar en piloto automático al baño, pero que al final termina siendo muy perjudicial para nuestra piel.

Para que no sufras en ese sentido, al ingresar al baño debes regular la temperatura del agua con la que te vas a bañar, asegurarte que no sea demasiado fría ni demasiado caliente, sobre todo cuando se trata de la época de invierno.

La temperatura adecuada para bañarse es aquella que está templada, es decir, que se encuentra entre 35 y 37 grados centígrados para así evitar que la piel quede seca y vulnerable, algo que termina ocasionando el agua demasiado caliente.

2.      Empieza a mojar tu cuerpo de arriba a abajo

Antes de enjabonarte comienza a mojar tu cuerpo desde la parte de arriba, tu cabeza, hacia abajo, para que así el exceso de suciedad en tu cuerpo se retire, facilitando así una mayor efectividad de tu jabón y por supuesto de tu champú.

Puede parecer un poco lógico que al entrar a la ducha lo primero que haríamos es mojarnos la parte superior del cuerpo, pero no es así, a muchas personas no les gusta hacerlo, y es por eso que vale aclarar este punto.

Si eres de los que utiliza el pelo largo, te contamos que no necesitas lavarlo todos los días, incluso puede ser perjudicial para su salud, así que lo que te conviene es hacerlo cada tres días para que no se deteriore con facilidad.

3.      Enjabona muy bien tu cabello y cuerpo

Cuando hayas retirado el exceso de suciedad de tu cuerpo, puedes comenzar a enjabonarte, pero te recomendamos que lo primero que hagas sea colocarte el champú en el pelo, para lo cual debes utilizar las yemas de tus dedos y el champú de tu preferencia.

Masajea la base del pelo durante unos minutos, para así conseguir que se remueva la suciedad acumulada en esta zona.

Coge tu jabón favorito para enjabonarte tu cuerpo, y con la ayuda de una esponja comienza a distribuirlo por todas sus partes, asegurándote de que ninguna de ellas quede sin pasarle la esponja, ya que además de dejarla totalmente limpia, también servirá para que remuevas la piel muerta acumulada.

Vale recordar que con el jabón en las únicas partes que no debes utilizarlo es en la zona genital, ya que para esa área hay productos creados específicamente, para que no te causen irritación, y son los que más te recomendamos para bañarte correctamente.

Cuando enjabones tu zona genital ten cuidado de que el producto a utilizar no caiga en la parte interna de esta, que solo sea para limpiar lo externo, aunque los especialistas recomiendan que si no  has sudado mucho, que no se utilice jabón al momento del baño en esa área.

4.      Aclara el jabón

Al haber enjabonado todo tu cuerpo lo que sigue es acláralo con abundante agua, que no quede restos de jabón ni del champú utilizado en él, así que tomate el tiempo que sea necesario para que este proceso se haga bien.

Es importante que no quede jabón en tu cuerpo porque es un producto que puede secarte la piel si no se retira al finalizar el baño, y estamos seguros de que quieres que tu piel se mantenga en excelente estado.

5.      Seca bien tu cuerpo

Y por supuesto, ya cuando hayas eliminado todo el jabón de tu cuerpo debes coger una toalla y secarlo bien, que no quede ninguna zona con exceso de agua, para que así tampoco corras el riesgo de enfermar por ese motivo.

Con estos sencillos pasos conseguirás bañarte correctamente y como nunca antes, pero te sentirás mucho mejor por tener un cuerpo bien aseado.

¿Con qué frecuencia debo bañarme?

La frecuencia en que debes bañarte depende de varios factores, siendo uno de ellos la cultura a la que pertenezcas, ya que en la cultura occidental no hacerlo todos los días es un mal hábito, pero teniendo en cuenta la salud como perspectiva, aunque pueda sorprendente, hacerlo todos los días termina siendo perjudicial para la salud de la piel porque se daña su tejido epitelial, impidiendo que se generen las sustancias que se segregan de forma natural, las cuales sirven para protegerla de infecciones.

Lo ideal, según los expertos en la materia, es que para considerar que te bañas correctamente, debes hacerlo cada dos días, pero al final termina siendo una decisión personal que debes tomar tú solo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.