Ventajas de la fecundación mediante ICSI

La inyección intracitoplasmática de espermatozoides, igualmente llamada ICSI, se trata de un procedimiento de fecundacion in vitro a través del cual se inyecta de forma directa un único espermatozoide dentro del ovocito.

Descubre la fecundación mediante ICSI

Con el fin de llevarlo a cabo, se utiliza un dispositivo conocido como micro-manipulador, y cabe mencionar que es posible realizar dicho procedimiento usando espermatozoides que provenga tanto de la eyaculación como aquellos que se obtengan mediante aspiración o una biopsia del testículo.

Después de fertilizar el óvulo, el mismo es dejado dentro de una incubadora durante tres días para que logre madurar y se forme el embrión para después transferirlo al útero de la mujer y conseguir que se implante satisfactoriamente.

Para este procedimiento suelen seguirse los pasos descritos dentro de la FIV, dado que la única variación del proceso consiste en el modo de fertilizarlo. La realización de esta técnica se encuentra indicada para aquellos casos donde los hombres presentan una severa esterilidad, la cual es imposible solventar a través del uso de otras técnicas, al igual que en los casos de esterilidad de larga evolución.

¿De qué se trata la ICSI?

La ICSI se trata de una técnica a través de la cual los especialistas en reproducción asistida realizan una fecundación directamente; dicho de otra forma, consiste en un proceso que ofrece la oportunidad de insertar el espermatozoide dentro del ovocito escogido sin tener que esperar que esto suceda de manera natural y como ocurre en el caso de la tradicional fecundación in vitro.

Así que es posible impedir posibles defectos tanto en el movimiento como en la forma del espermatozoide que puedan complicar el proceso de fecundación.

La ICSI se encuentra dividida entre fases, las cuales son:

Primera fase

Supone la obtención de los espermatozoides y los ovocitos que se usarán al realizar la fecundación.

El hombre tiene que ofrecer una muestra de semen (ya sea al momento o con anterioridad y congelarla) o someterse a una biopsia testicular. Después esa muestra será estudiada dentro del laboratorio con el fin de conseguir los mejores espermatozoides (genética y morfológicamente) para poder usarlos al realizar la fecundación o fertilización de los ovocitos. Mientras que en el caso de la mujer, es necesario realizar la estimulación ovárica y después la punción ovárica con el propósito de conseguir la mayor cantidad posible de ovocitos.

Segunda fase

Después de obtener ambas muestras hay que llevar a cabo la microinyección de los espermatozoides en los óvulos, es justamente esta parte del procedimiento la que es denominada ICSI.

Con el fin de realizar esto, el experto en reproducción asistida se encarga de colocar el espermatozoide dentro de un dispositivo especial para después inyectarlo de manera directa en el óvulo que se obtuvo con antelación.

Cuando el experto consiga realizar la fecundación artificialmente, los embriones serán conservados dentro del laboratorio durante 3-5 días con la finalidad de vigilar su evolución para luego poder transferirlos al útero de la paciente.

Dicho proceso se conoce médicamente como cultivo embrionario y les ofrece a los especialistas la oportunidad de clasificar los embriones como viables (los que poseen una mayor probabilidad de generar el embarazo) o no viables y de crecimiento detenido (que serán descartados).

Tercera fase

Para finalizar el procedimiento se realiza la transferencia de los embriones, colocándolos dentro del útero de la mujer, que debe ser preparado con antelación mediante un tratamiento hormonal determinado.

Esta fase resulta totalmente indolora, razón por la cual por lo general se lleva a cabo en el consultorio del médico y no se utiliza sedación o anestesia.

Llegados a este punto, la pareja tendrá que decidir entre congelar o vitrificar aquellos embriones viables que no hayan sido transferidos al útero con el fin de usarlos durante otros procedimientos, donarlos para otras parejas las cuales no tienen la posibilidad de contar con sus propios embriones y/o pasar directamente a descartarlos de forma definitiva.

espermas fecundación

Ventajas de la fecundación con ICSI

La mayor ventaja que ofrece la fecundación a través de ICSI consiste en que éste es un procedimiento mediante el cual es posible eliminar efectivamente la infertilidad masculina, debido a que solo requiere de un solo espermatozoide sano para poder llevar a cabo la fecundación del óvulo.

Y cabe decir que a pesar de que al lograr la fertilización dentro del laboratorio no se trata de una garantía de poder concretar un embarazo, no se puede negar que este procedimiento incrementa significativamente las probabilidades de tener éxito.

Pero las ventajas que supone una ICSI no se encuentran únicamente dentro de su función sobre la infertilidad masculina, ya que además brinda la oportunidad de que cualquier individuo que se haya sometido a una vasectomía irreversible tenga la oportunidad de concebir, aparte de destacar que:

  • Se trata de un tratamiento realmente innovador.
  • Es mucho más efectivo de lo que pueden ser otros procedimientos de este tipo.
  • Es muy sencillo, cómodo e indoloro.
  • Prácticamente no tiene efectos secundarios.

Se puede decir que con el ICSI las probabilidades de tener éxito suelen ser iguales que al llevar a cabo la FIV tradicional.

Sin embargo es preciso tomar en cuenta que cuando se trata de los resultados, la edad de la mujer consiste en el factor que ejerce una mayor influencia. Pero en general, la tasa de gestación con este procedimiento ronda entre el 30-40% por ciclo para mujeres que tienen menos de 38 años y disminuyen a un 10-15% para aquellas que tienen más de 40 años.

Cuándo recurrir a la ICSI

La ICSI suele considerarse como la técnica perfecta en los siguientes casos:

Para parejas donde el hombre posee un reducido recuento de espermatozoides y/o si la mayoría de ellos cuenta con alguna forma que no le permite fertilizar correctamente el ovocito.

Para los hombres que presentan eyaculación retrógrada, por lo que su muestra de semen tiene que obtenerse a través de una biopsia.

Para los hombres que previamente congelaron muestras de su semen y luego se sometieron a cirugías en el aparato reproductivo (sobre todo la vasectomía) y/o tratamientos que requieren de radiación o quimioterapia prolongada.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.