Vestidos Bandage en el festival

A pesar de no ser muy habitual, todos los invitados pasaron por sus respectivas habitaciones para cambiarse de ropa antes de la cena celebrada a la Ópera Garnier. Si por el día triunfaron los vestidos cortos y bandage y sobrios por la noche brillaron los vestidos que tocaban el tierra y que sacaban el más exquisito de todos los presentes. Los vestidos que más destacaron fueron los vestidos bandage.
vestido-bandage-celebritie-irina-motufashion-chic_1

Un golpe más, una de las invitadas más elegantes y exquisitas de la noche monegasca fue la sobrina del príncipe Albert, Carlota, quien con un vestido largo con escote corazón en azul cielo, con un cinturón de pedrería y una espectacular capa que cubría sus hombros. Un ‘outfit’ que potencia, todavía más su belleza.
Con ella, sus dos hermanos, Andrea y Pierre quienes escogieron un frac con camisa y pajarita blanca. Del mismo tono que la camisa de sus sobrinos apareció la princesa Estefania quién prefirió lucir hombros bajo un vestido bandage largo con detalles plateados.
Si algo ha destacado de la noche monegasca ha sido el detalle de las tiares sobre las cabezas más exquisitas de la celebración. Unos detalles que se habían echado de menos durante las jornadas anteriores pero, que llegaron como agua de mayo a la nocturnidad más glamurosa.
Sin duda, una de las más espectaculares fue la joya que lució la princesa Carolina, quién volvió a elegir un vestido de puntas negro con transparencias de Chanel. Este fue uno de los pocos ‘outfit’ cortos.
Las princesas de Suecia fueron de las más elegantes, portadoras las dos de refinadas joyas. La princesa Victoria eligió una tiara digna de cuento de hadas que supo combinar a la perfección con un original vestido asimétrico en rosa y gris con fajé de pedrería. Un mezcla que cautivó mil veces más que su sobrio estilismo de la tarde.
Su hermana, Magdalena, volvió a dar una buena lección de elegancia y sofisticación con un vestido de palabra de honor drapejat en color gris perla con flores superpuestas del mismo tono, acompañado de una corona y un collar de brillantes. Exquisita y glamourosa como pocas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.