¿Qué son las grasas saturadas?

Dentro de una alimentación sana, las grasas se encuentran entre los nutrientes que es necesario incluir en la dieta, y es que mediante las mismas, se lleva a cabo el transporte de ciertas vitaminas, incluyendo las vitaminas A, D, E y K y, al mismo tiempo ofrecen energía.

No obstante, eso no quiere decir que sea conveniente abusar en cuanto a su ingesta, ya que al hacerlo, es posible que las grasas terminen acumulándose no solo bajo la piel, sino también alrededor de ciertos órganos, lo cual perjudica considerablemente la salud y aumenta el riesgo de desarrollar algunas patologías como hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc.

Cabe mencionar que entre el grupo de las grasas es posible distinguir: las grasas saturadas y las insaturadas, pero en esta oportunidad estaremos hablando especialmente de las grasas saturadas.

¿En qué consisten las grasas saturadas?

Las grasas saturadas se trata de aquellas que no poseen dobles enlaces, y están presentes dentro de los alimentos de origen animal, por ejemplo, carnes, leche (y sus derivados) e incluso en los embutidos; asimismo, pueden encontrarse en ciertos vegetales, incluyendo tanto el aceite de palma como el de coco.

Las grasas saturadas se caracterizan por ser sólidas al estar a temperatura ambiente, pudiendo ser visibles (tal y como ocurre con las que posee la piel del pollo y otros tipos de carnes, e incluso en la grasa de la leche), o también invisibles (como las que están presentes naturalmente en los alimentos o las que se agregan al momento de procesarlos, por ejemplo, en los alimentos preparados, bollería y aperitivos).

Las grasas consisten en una parte esencial de la alimentación, sin embargo, hay que tener presente que algunos tipos destacan por ser más saludables en comparación con otros.

En este sentido, las grasas saturadas, al igual que las trans, suelen considerarse perjudiciales y en consecuencia, es aconsejable apostar por el consumo de grasas saludables que sean de origen vegetal.

¿La ingesta de grasas saturadas ofrece beneficios?

Las grasas saturadas no cuentan con beneficios en sí mismas, aparte de las características proporcionadas por las grasas en general, al tratarse de nutrientes que el organismo requiere para funcionar de forma apropiada.

Y es que el objetivo principal de este tipo de grasas, al igual que las grasas en general, consiste en proporcionarle al cuerpo la energía que requiere para poder trabajar de forma correcta.

Sin embargo, aparte de esto posee un papel importante dentro del desarrollo de procesos llevados a cabo por el organismo, los cuales permiten no solo que la piel y el pelo se mantengan saludables, sino que además favorecen la absorción de las vitaminas liposolubles (las cuales se disuelven tanto en aceites como en grasas, compuestas por vitaminas A, D, E y K); al mismo tiempo que llenan las células del tejido adiposo, logrando así aislar al cuerpo y permitir que se mantenga caliente.

Asimismo, hay que decir que los ácidos grasos esenciales presentes en los alimentos resultan igualmente precisos, no solo para el adecuado desarrollo del cerebro, sino también para controlar tanto la coagulación de la sangre como la inflamación.

¿Cuáles son los alimentos con mayor contenido de grasas saturadas?

Existen ciertos alimentos que cuentan con un mayor aporte de grasas saturadas que otros, entre ellos es posible señalar los siguientes:

Productos lácteos

La leche, mantequilla, quesos, margarina, helado, yogur, entre otros productos lácteos, cuentan con un elevado porcentaje de grasas saturadas en su composición.

Carne

Las grasas saturadas se pueden encontrar en gran porcentaje en la carne de vaca y la manteca de cerdo, al igual que en el pollo, cordero y cerdo, entre otros tipos de carne.

Algunos aceites vegetales

Contrario a lo que muchos podrían pensar, no todos los aceites vegetales resultan ser saludables; en este sentido, tanto los de palma como los de coco cuentan con un elevado porcentaje de grasas saturadas.

Razón por la cual resulta aconsejable sustituirlos por aceite de girasol, oliva o canola, los cuales poseen grasas no saturadas que resultan mucho más saludables.

¿De qué manera las grasas saturadas pueden afectar la salud?

El consumo de grasas saturadas en exceso puede llegar a ser nocivo para la salud de diversas formas, tal y como señalamos a continuación:

Mayor riesgo de presentar patologías cardíacas

El cuerpo requiere de grasas saludables a fin de conseguir energía y llevar a cabo distintas funcionas; sin embargo, un consumo excesivo de grasa saturada podría dar lugar a la acumulación de colesterol alrededor de las arterias (o vasos sanguíneos).

Esto conllevaría a un aumento del colesterol LDL o malo, lo cual supone un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y padecer un accidente cerebrovascular.

Mayor probabilidad de subir de peso

Una gran cantidad de alimentos con un elevado contenido de grasas (productos de panadería, pizza y alimentos fritos, etc.) suelen contar con un alto aporte de grasas saturadas; y comerlos en exceso podría añadir calorías adicionales a la dieta diaria, favoreciendo el aumento de peso.

En este sentido, cabe decir que todas las grasas poseen nueve calorías por cada gramo de grasa, lo cual supone más del doble del porcentaje presente tanto en la proteína como en los carbohidratos.

Así, reducir la ingesta de alimentos con un alto aporte de grasas, permite mantener un corazón saludable y el peso bajo control.

Información obtenida:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.